Home > Destinos > México > Ciudad de México (parte 2)

Ciudad de México, México

Parte 2 - Más allá de las zonas centrales

Como visto en el artículo inicial acerca de la Ciudad México, esta es una ciudad de enormes proporciones y con atracciones en cantidad suficiente para mantener a sus visitantes entretenidos por un período de tiempo prolongado. Suponiendo que los primeros días en la capital mexicana pudieron ser aprovechados para recorrer el centro histórico, el Bosque de Chapultepec y el área entre esas dos zonas a lo largo del Paseo de la Reforma, este es el momento de averiguar qué más tiene a ofrecer esa ciudad.

Para esto, es necesario echar un vistazo en la lógica de transportes locales y estudiar cómo moverse por la ciudad. Si bien una persona dispuesta a explorar a pie las atracciones mencionadas anteriormente pudiese hacerlo sin problemas, esto ya no es una opción viable para los siguientes recorridos debido principalmente a las mayores distancias involucradas. Los taxis son abundantes, fáciles de tomar y no ridículamente caros, pero difícilmente podrían ser considerados la forma más eficiente de moverse por la ciudad, ya que su velocidad media en el transito normal no suele ser alta. Siempre que sea posible, prefiera el metro: se trata de una de las redes más grandes del mundo, con un pasaje barato y una gran cantidad de trenes, efectuando los trayectos en forma más rápida que muchos otros medios – como en cualquier gran ciudad del planeta, cuide sus pertenencias. Otra opción muy interesante, especialmente para estancias largas, es registrarse en el programa Ecobici, un sistema de bicicletas compartidas donde se puede tomar una bicicleta en un lugar y devolverla en otro cuantas veces sea necesario sin que se realice un cobro por viaje (siempre que cada viaje no exceda los 45 minutos – a pesar de que siempre se puede devolver una bicicleta y tomar otra inmediatamente).

Centro histórico
Centro histórico

Siguiendo por el Paseo de la Reforma, partiendo desde la Zona Rosa y pasando el Bosque de Chapultepec, están las colonias Polanco y Lomas. Esta es una zona residencial exclusiva, con excelentes hoteles y restaurantes, oficinas de lujo y embajadas, boutiques y galerías de arte. En esta zona se encuentra el Museo Soumaya, ubicado en un edificio de 46m de altura cubierto con más de 16.000 placas de aluminio. Es considerado uno de los museos de arte más importantes del mundo y presenta obras de Rodin, Renoir, Van Gogh, Picasso, Cezanne, Matisse, entre otros.

Ahora, si en lugar de atravesar el Bosque de Chapultepec, el instinto le dirige hacia el sur en las cercanías del Ángel de la Independencia, usted estará dirigiéndose a las regiones más bohemias de la ciudad. La primera de ellas, desde el norte, es la Zona Rosa, que ofrece cafés, restaurantes y mucha vida nocturna. Las colonias Roma y Condesa, un poco más al sur, se sometieron a una renovación general después del terremoto de 1985 y ahora tienen una atmósfera muy agradable. Roma tiende a atraer a los mejores restaurantes de comida latina, mientras que Condesa, más sofisticada, se caracteriza por edificios art dèco, parques y calles llenas de cafés y restaurantes donde uno puede sentarse al aire libre.

Hacia el sur de la ciudad, el campus principal de la Universidad Autónoma de México, conocido simplemente como Ciudad Universitaria, impresiona por sus dimensiones. Esta es una de las universidades más grandes del mundo, con cerca de 300.000 estudiantes. La región de Xochimilco, al sureste de la Ciudad Universitaria, es una de las únicas zonas de la ciudad que se asemeja a lo que podría haber sido toda esta zona al momento de la llegada de los españoles. Es una villa construida entre los canales de lo que fue algún día un gran lago (secado para la construcción de la actual Ciudad de México). Aquí se puede visitar el Mercado de las Flores, el convento de San Bernardino y la Capilla del Rosario, o quizás tomar una canoa y navegar por los canales.

Aunque la región norte es generalmente menos atractiva que el sur de la ciudad, contiene al menos un punto de gran interés. La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, principal foco de peregrinación en el continente americano, se encuentra en el pueblo de Guadalupe, a 6 km del Zócalo, los cuales son fácilmente recorridos a través de la línea 6 del metro.

Teotihuacán
Teotihuacán

Aunque no se encuentre dentro de los límites de la Ciudad de México, las ruinas de Teotihuacán son una visita prácticamente obligatoria para cualquier persona que esté en la capital. Situada a sólo 50 km del centro de la ciudad, Teotihuacán fue una de las ciudades prehispánicas más importantes de las Américas y su nombre significa "donde los hombres se convierten en dioses". Además de sus atracciones más conocidas, como la Pirámide del Sol, la Pirámide de la Luna y el Palacio Quetzalpapálotl, una serie de plazas, calzadas y palacios secundarios dan a este lugar una magia especial. Es muy recomendable recorrer el sitio en compañía de un guía, ojalá arqueólogo, quien tenga la capacidad de maximizar los beneficios de una gira.

Bienvenido a LATAM Explorer

 

Lectura Sugerida

Mexico

 



Booking.com

 

Galería de Imágenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *