Home > Destinos > Bolivia > Sucre

Sucre, Bolivia

Capital constitucional y sede del poder judicial de Bolivia, la ciudad de Sucre, también conocida localmente como Chuquisaca, es la sexta más grande del país. Situada a 2.800 metros de altitud en una zona de transición entre el altiplano y las tierras bajas del Chaco, o Pantanal, Sucre tiene un clima agradable durante todo el año, con inviernos marcadamente secos y frescos.

Sucre fue fundada en 1538 y su historia siempre ha estado estrechamente relacionada con la vecina ciudad de Potosí, donde los mayores depósitos de plata en el mundo fueron explotados por los colonizadores españoles. La altitud más baja y, por lo tanto, el clima más amigable de Sucre hizo de esta ciudad la elección natural para el establecimiento de las oficinas de parte de las empresas mineras. A partir de 1825, con la declaración de la independencia de Bolivia, Sucre se tornó la capital del país. La guerra civil, en 1898, hizo la sede del gobierno ser trasladada a La Paz, donde permanece hasta nuestros días. Sucre, sin embargo, conserva su función constitucional de capital y, a pesar de haber perdido importancia económica con el declive de la minería, sigue siendo posiblemente la ciudad más bella del país.

Sucre, Bolivia
Sucre, Bolivia

En la actualidad, la ciudad blanca, como también es conocida Sucre, atrae por su hermoso y bien conservado centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y también por los hallazgos paleontológicos que abundan en la zona. El núcleo histórico de la ciudad es relativamente seguro e ideal para recorrer a pie. La Plaza 25 de Mayo, que se encuentra en el corazón de Sucre, es el punto de encuentro por excelencia de la ciudad. Rodeada por los edificios de la Catedral, del Ayuntamiento y por la Casa de la Libertad, además de varios pequeños museos y algunos restaurantes, la plaza, donde se ubica un monumento al primer presidente de Bolivia, el Mariscal Antonio José de Sucre, es el lugar para observar el ir y venir de los niños y ancianos. La Catedral Metropolitana, comenzada en 1551, cuenta con un museo centrado en piezas de arte sacro de los siglos XVI a XVIII. El interior de la catedral también alberga una imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de Sucre, adornada con oro, diamantes y otras piedras preciosas. La Casa de la Libertad, a su vez, instalada en una antigua universidad fundada por los jesuitas, es el lugar donde se realizó la Declaración de la Independencia de Bolivia en 1825. Hoy en día el sitio alberga un museo dedicado a la historia del país, en particular al movimiento de independencia.

Sucre, Bolivia
Sucre, Bolivia

Saliendo de la Plaza 25 de Mayo por la calle Arenales, y siguiendo por cuatro bloques en la dirección oeste, se llega al Teatro Sucre y luego siguiendo a la derecha, a la Corte Suprema de Justicia. Inmediatamente al frente de la sede del poder judicial está el Parque Bolívar, la principal zona de recreación familiar de la ciudad, donde se pueden apreciar miniaturas del Arco del Triunfo y de la Torre Eiffel, además de un pequeño lago. Siguiendo hacia el lado opuesto de la plaza central, se llega a la Recoleta. Allí se encuentra un hermoso mirador con vistas al centro de la ciudad, además de algunos museos, entre los que se destaca el Museo de Arte Indígena ASUR.

Sucre, Bolivia
Sucre, Bolivia

Los interesados en la paleontología, o simplemente en un panorama diferente, pueden seguir la ruta de los dinosaurios de modo a ver de cerca las huellas dejadas por algunos de los animales más grandes que alguna vez habitaron nuestro planeta. El principal atractivo de esta ruta es el Parque Cretácico, un pequeño parque con varias reproducciones de dinosaurios, desde donde se observa la colina cercana conocida como Cal Orcko (Cerro de Cal), donde se encuentran huellas bien preservadas, descubiertas accidentalmente por la mayor empresa productora de cemento en Bolivia, que es la dueña de estas tierras.

Cal Orcko, Sucre, Bolivia
Cal Orcko, Sucre, Bolivia

Sucre es servida por un pequeño aeropuerto con conexión directa a las ciudades más grandes del país. Desde allí se puede llegar tanto a La Paz (a 700km de distancia) como a Santa Cruz de la Sierra (a 480km) en menos de 1 hora. El terreno difícil y la calidad no exactamente excelente de la mayoría de las carreteras hacen con que el camino sea relativamente lento, pero gratificante cuando el tiempo no es una limitación grave. Hay buses que salen hacia las ciudades más importantes del país, tomando aproximadamente 3 horas a Potosí, donde se puede tomar otro vehículo a Uyuni (otras 4h), o 12h y 14h a La Paz y Santa Cruz de la Sierra, respectivamente.

Bienvenido a LATAM Explorer

 

Lectura Sugerida

Bolivia

 



Booking.com

 

Galería de Imágenes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *